¿Quién puede usar los aseos accesibles?

Una de las preguntas y dudas más pronunciadas sobre quienes pueden utilizar los aseos o baños con el símbolo SIA

Los aseos accesibles, son aquellos aseos que cumplen la normativa de accesibilidad para permitir que las personas que requieran de un espacio con diseño accesible, pueda utilizarlo de manera segura, autónoma e independiente.

Aparte de las medidas que deben cumplir y que indicamos más abajo, estos aseos se identifican con una placa y el símbolo SIA (Símbolo Internacional de la Accesibilidad). El símbolo se representa con una silla de ruedas.

Tras el debate creado por una mujer con la enfermedad de Chron y que fue agredida verbalmente por usar un aseo accesible, hemos consultado con la dirección y alumnado del curso del Postgrado de Accesibilidad Universal y Diseño para todos del conocido arquitecto Enrique Rovira-Beleta y nos ha aclarado con normativa en mano el uso de estos aseos accesibles.

¿Qué debe cumplir un Aseo Accesible?

Los aseos accesibles deben cumplir un mínimo de condiciones para que estos puedan ser utilizados de manera segura, autónoma e independiente. Para así asegurarse su total funcionalidad.

Características básicas como la dotación mínima de un lavado e inodoro. Tendrán un itinerario accesible donde no exista barrido de puertas ni obstáculos y que permitan tener el ratio de giro de 150cms.

El lavabo será de acceso frontal y no podrá tener ningún pedestal debajo, quedando una altura mínima libre de 70 cms y una profundidad de 50 cms. El espacio de transferencia lateral al inodoro será de 80 cms por un lado y siendo ambos lados si el aseo es de uso público.

Además, la colocación de asideros abatibles tendrán unas medidas específicas para asegurar una transferencia y apoyo seguro. Siendo el ancho entre ellos de 70 cms (35 cms a cada lado desde el centro del inodoro). La altura será también de 70 cms.

Los secadores, jaboneras, toalleros y otros accesorios, así como los mecanismos eléctricos, estarán a una altura comprendida entre 0,80 y 1,20 metros.

También se dispondrá de aviso sonoro y de alerta en caso de caídas con algunos de los mecanismos existentes en el mercado.

¿Pero quienes pueden usar un aseo accesible?

Los aseos accesibles serán de uso preferente, no exclusivo, para personas con discapacidad. Por tanto podrá utilizarlo cualquier persona siempre y cuando no obstaculice la preferencia de su uso a una persona con discapacidad o movilidad reducida.