Más arriba, pero en el mapa.

¡Qué le vamos a hacer! Es superior a nuestras fuerzas, y no es extraño que así sea por dos razones. Una es que nos sentimos orgullosos de que nuestra camiseta esté de moda, pues  el departamento de diseño de FEDAES está muy ligado al gabinete de prensa, y otra, que nos encanta que nos envíen las fotos que demuestran que nuestra camiseta solidaria ha llegado hasta los lugares más recónditos, inaccesibles o exóticos de este redondo planeta azul.

 

Por ello, y porque nos parece un gesto bonito, además de muy publicitario para dar a conocer la ataxia al mundo, os animamos a que nos enviéis la fotografía de vuestra proeza con presencia de nuestra camiseta solidaria en aquel lugar increíble por su belleza, lejanía o situación extrema…

 

En esta ocasión nuestra camiseta no ha subido tan alto en términos de altitud, sólo 59 metros sobre el nivel de mar, pero si ha subido hacia arriba en latitud que, como recordaremos, es la distancia angular que hay desde un punto de la superficie de la Tierra hasta el paralelo del ecuador. Y es que esta vez ha viajado hacia arriba en el mapa, es decir hacia el Norte y ha llegado casi hasta el Circulo Polar Artico. Tan sólo unos grados de nada le han faltado para estar en el Polo.

 

Ha sido, en esta ocasión, nuestra amiga Mercedes Garrot la que, en algún lugar cercano a Flam, en plenos fiordos noruegos, lució la prenda en cuestión, despertando en aquellos fríos lares gran interés por la “Fedaes fashion collection”, lo cual no es de extrañar tanto por la extraordinaria calidad de la modelo, como por el bello diseño y acabado de la pieza.

 

Mercedes, siempre fue conocida por ser la señora de Carlos Juste, un enfermo de ataxia fallecido hace unos pocos años (D.E.P.), pero lejos de pasar pantalla y hacer su vida al margen de la ataxia, enfermedad que tantos sufrimientos indirectos le ha aportado, no ha dejado un sólo momento de estar con nosotros, no de espíritu sino presencialmente, en cualquier evento o actividad. Hoy es Merche, si más, y, como demuestra la foto de arriba continúa muy activa en la lucha, pues hasta en sus momentos de asueto no nos olvida y tiene la consciencia necesaria para meter en su equipaje nuestra camiseta, el amuleto que simboliza a nuestro gremio atáxico, y llevarla allí donde vaya ella para recordar a todos que seguimos adelante en nuestro empeño, que no es otro que luchar contra ella, la ataxia.

 

Gracias amiga…