Dependencia es el estado que tiene una persona en el que precisa de la atención o ayuda de terceras personas para realizar actividades básicas de la vida diaria.

Esa dependencia puede estar producida por la edad, la enfermedad o la discapacidad y ligada a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial.

¿COMO SOLICITO EL RECONOCIMIENTO DE DEPENDENCIA?

Para presentar la solicitud de reconocimiento de la situación de dependencia lo primero que tienes que hacer es acercarte a los Servicios Sociales Comunitarios más próximos a tu lugar de residencia.

Allí se te asignará un asistente social en el caso de que aún no lo tengas y te orientará y ayudará a cumplimentar la solicitud.

Posteriormente un profesional del Servicio de Valoración, contactará contigo para concertar una cita en tu lugar de residencia.

Ahí valorará tu capacidad para llevar a cabo las actividades básicas de la vida diaria, así como otro tipo de necesidades de apoyo y supervisión en el caso de personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental.

Las actividades diarias se dividen en autocuidado, comunicación, actividades físicas, funcionales, control del sueño. Y son las siguientes:

  • Trasladarse entre la silla y la cama.
  • Movimientos como elevar, agarrar, sujetar, empujar, etc.
  • Aseo personal.
  • Uso del retrete.
  • Bañarse o ducharse (higiene personal).
  • Desplazarse en silla de ruedas.
  • Subir y bajar escaleras.
  • Vestirse, cambiarse y desvestirse.
  • Imposibilidad de controlar las heces y orina.
  • Comunicación y actividades sociales y de ocio.
  • Comer.
  • Funciones sexuales.
  • Control del sueño
  • Capacidad para el uso de medios de transporte.

 

Un tiempo mas tarde te debería de llegar por correo la resolución del grado de dependencia reconocido que puede ser grado 1, grado 2 y grado 3.

 

GRADOS DE DEPENDENCIA:

  • Grado I (dependencia moderada): cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.
  • Grado II (dependencia severa): cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de una persona cuidadora.
  • Grado III (gran dependencia): cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona.

Posteriormente tu trabajador social te llamará para concertar una cita contigo y poder conocer tu situación socio-familiar.

Escuchará tu opinión y de acuerdo a tu grado de dependencia estudiar el recurso más idóneo para cubrir tus necesidades de atención.

  • Servicio de Ayuda a domicilio: El Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) ofrece una atención personal en la realización de las actividades básicas de la vida diaria y cobertura de las necesidades domésticas.
    • Servicios relacionados con la atención personal en la realización de las actividades de la vida diaria.
    • Servicios relacionados con la atención de las necesidades domésticas o del hogar: limpieza, lavado, cocina u otros.
  • Servicio de Centro de día y noche: Su objetivo es mejorar o mantener la autonomía personal y apoyar a las familias o cuidadores, ofreciendo una cobertura socio sanitaria para personas mayores  que tienen dificultad para realizar las tareas básicas.
  • Servicio de Atención Residencial: Ofrece una atención personalizada, integral y continuada, de carácter socio sanitario, que se presta en centros públicos o privados concertados acreditados, teniendo en cuenta la naturaleza de la dependencia, grado de la misma e intensidad de cuidados que precise la persona.
  • Servicio de Teleasistencia: La teleasistencia es un servicio de asistencia a domicilio a través del teléfono, que ofrece una respuesta inmediata ante situaciones de emergencia, inseguridad, soledad y aislamiento.
  • Servicio de prevención de la dependencia y promoción de la autonomía personal: Su finalidad es mantener y potenciar la capacidad personal para tomar decisiones y realizar las actividades básicas de la vida diaria.

En este momento también te solicitarán documentación económica, ya que la financiación del servicio o la cuantía de la prestación económica depende de tu capacidad económica.

Ya estamos en la última fase del proceso en la que te llegará la resolución, la fecha de efectividad y la aportación económica a realizar, en caso de que tengas que realizarla.

Hay que tener en cuenta que dependiendo de la Comunidad autónoma se está tardando en el proceso una media de 3-4 años.

También quiero remarcar que se trata de una ayuda a la dependencia, por lo tanto, este servicio tan sólo cubrirá una o dos horas al día dependiendo de las necesidades de la persona.

BAREMO PARA LA AYUDA DE TERCERA PERSONA:

Se podrán beneficiar del Subsidio por Ayuda de Tercera Persona quienes se vean afectados por una discapacidad del 75% o superior o superen los requisitos de dependencia

Los baremos que establece la ley para comprobar si el solicitante tienen la necesidad de ayuda de una tercera persona, son los siguientes:

 

ÍNDICE O ESCALA DE BARTHEL:

Exiten diferentes escalas o tablas para medir la capacidad de una persona para realizar las tareas de la vida diaria y asi poder ver la independencia de una persona, como por ejemplo la escala de barthel.

Su utilización es muy sencilla, tan sólo se tiene que interrogar al paciente sobre cada una de las actividades correspondientes.

Dependiendo de la capacidad que tenga para realizar cada tarea dará una puntuación u otra.

 

Índice Barthel

ActividadDescripciónPuntuación
Comer
  1. Dependiente
  2. Necesita ayuda para cortar, extender mantequilla, usar condimentos, etc.
  3. Independiente (capaz de usar cualquier instrumento)
0

5

10

Trasladarse entre
la silla y la cama
  1. Dependiente, no se mantiene sentado
  2. Necesita ayuda importante (1 persona entrenada o 2 personas), puede estar sentado
  3. Necesita algo de ayuda (una pequeña ayuda física o ayuda verbal)
  4. Independiente
0

5

10

15

Aseo personal
  1. Dependiente
  2. Independiente para lavarse la cara, las manos y los dientes, peinarse y afeitarse
0

5

Uso del retrete
  1. Dependiente
  2. Necesita alguna ayuda, pero puede hacer algo solo
  3. Independiente (entrar y salir, limpiarse y vestirse)
0

5

10

Bañarse o
Ducharse
  1. Dependiente
  2. Independiente para bañarse o ducharse
0

5

Desplazarse
  1. Inmóvil
  2. Independiente en silla de ruedas en 50 m
  3. Anda con pequeña ayuda de una persona (física o verbal)
  4. Independiente al menos 50 m, con cualquier tipo de muleta, excepto andador
0

5

10

15

Subir y bajar
escaleras
  1. dependiente
  2. Necesita ayuda física o verbal, puede llevar cualquier tipo de muleta
  3. Independiente para subir y bajar
0

5

10

Vestirse y
desvestirse
  1. Dependiente
  2. Necesita ayuda, pero puede hacer la mitad aproximadamente, sin ayuda
  3. Independiente, incluyendo botones, cremalleras, cordones, etc.
0

5

10

Control de heces
  1. Incontinente (o necesita que le suministren enema)
  2. Accidente excepcional (uno/semana)
  3. Continente
0

5

10

Control de orina
  1. Incontinente, o sondado incapaz de cambiarse la bolsa
  2. Accidente excepcional (máximo uno/24 horas)
  3. Continente, durante al menos 7 días
0

5

10

Dependiendo de la puntuación obtenida en el índice de Barthel, se clasifica la funcionalidad de la persona o el grado de dependencia.

Si la puntuación es igual a 100, el paciente podrá hacer sus actividades diarias de autocuidado sin un asistente de salud.

Cuanto más cerca esté a 0, significa que mayor será su dependencia.

 

PuntajeClasificación
<20Dependencia total
21 – 60Dependencia severa
61 – 90Dependencia moderada
91 – 99Dependencia leve
100Independencia