Potenciales medicamentos identificados ofrecen esperanza para pacientes con ataxia de Friedreich y enfermedades mitocondriales

Fuente, 6 de junio de 2017
Una deficiencia de proteína específica asociada con la ataxia de Friedreich parece desencadenar la enfermedad mediante la reducción del número de mitocondrias en las células

Investigadores de la Universidad Davis, de California informaron que dos nuevos estudios de las enfermedades neurodegenerativas progresivas, vinculados a defectos en las mitocondrias de células ofrecen una esperanza para el desarrollo de un nuevo biomarcador para investigación y diagnóstico, y un medicamento para el tratamiento de estas enfermedades.

Ambos estudios, co-escritos por el bioquímico Gino Cortopassi en la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Davis de California , tienen implicaciones para la ataxia de Friedreich, una enfermedad hereditaria rara que afecta a 6.000 personas en los Estados Unidos.

La Ataxia  de Friedreich se caracteriza por la neurodegeneración progresiva de la columna vertebral, así como debilidad muscular, enfermedad cardíaca y diabetes.

Los resultados de los dos estudios se publican esta semana en la revista Human Molecular Genetics .

Kyle Bryant, izquierda, y el profesor Gino Cortopassi El alumno Kyle Bryant vuelve a la zona este viernes y sábado (Junio 9-10) para una proyección de la película ( El atáxico documental) y el paseo en bicicleta beneficio (rideATAXIA Norte de California) para dar a conocer y conseguir financiación para la investigación de la ataxia de Friedreich, la enfermedad rara con la que se le diagnosticó a los 17 años.

Las enfermedades mitocondriales

La ataxia de Friedrich es una de varias enfermedades graves causadas por las mitocondrias disfuncionales – estructuras microscópicas dentro de la célula que generan energía química de la célula, y juega un papel clave en el crecimiento celular, función y muerte.

Además de la ataxia de Friedreich, otras enfermedades mitocondriales incluyen neuropatía óptica de Leber, encefalopatía gastrointestinal mioneurogenica, y epilepsia mioclónica con fibras rojas rasgadas – nombres complejos para los estos trastornos inusuales pero devastadoras.

Actualmente no hay tratamientos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos para el tratamiento de las enfermedades mitocondriales, incluyendo la ataxia de Friedreich.

El defecto de la proteína disminuye el número de mitocondrias

Las deficiencias heredadas en la proteína mitocondrial frataxina causan la ataxia de Friedreich, pero aún no ha sido aclarado cómo la deficiencia de esta proteína única conduce a la muerte de las neuronas y la degeneración de los músculos.

Uno de los nuevos estudios muestra que una pérdida de la proteína frataxina causa una disminución en el número mitocondrial en células de la sangre y en la piel de pacientes con ataxia de Friedreich. Los ratones con una deficiencia en la proteína también tiene un menor número de mitocondrias.

Hay dos aplicaciones principales de los nuevos conocimientos, dijo el profesor Cortopassi.

“Sabiendo ahora que la deficiencia de frataxina causa una escasez de mitocondrias, nosotros y otros pueden ser capaces de utilizar el número de mitocondrias como un biomarcador para determinar la gravedad de la enfermedad y la progresión en pacientes con ataxia de Friedreich,” dijo. “Tal biomarcadores también podría utilizarse para evaluar la eficacia de nuevos fármacos para el tratamiento de la enfermedad.”

En el segundo estudio, Cortopassi y colegas se centraron en el fármaco fumarato de dimetilo o DMF, ya aprobado por la FDA para el tratamiento de pacientes adultos con una forma de recidivante de la esclerosis múltiple, así como psoriasis, una enfermedad autoinmune de la piel.

DMF es conocido por ayudar a prevenir la inflamación y proteger las células del daño.

En este estudio, los investigadores examinaron los efectos de DMF en fibroblastos humanos (piel) las células, los ratones y los pacientes humanos con esclerosis múltiple.

Los investigadores demostraron que la administración de DMF causa un aumento del número mitocondrial en fibroblastos de piel humana, en tejidos de ratón y en los seres humanos. Los investigadores también demostraron que el fármaco mejoró la expresión del gen mitocondrial.

“En conjunto, estos hallazgos sugieren que la DMF, mediante el aumento de las mitocondrias, tiene el potencial de disminuir los síntomas de las enfermedades musculares, que son causadas al menos en parte, por anomalías mitocondriales”, dijo Cortopassi, que durante 25 años se ha centrado en comprender mejor  ”enfermedades huérfanas mitocondriales – trastornos tan raros que no se han desarrollado terapias para ellos.

En 2011 se estableció Ixchel Pharma en un esfuerzo por identificar los medicamentos existentes y personalizarlos para el tratamiento de pacientes con ataxia de Friedreich y otras enfermedades mitocondriales.

Otras opiniones

“Los estudios son altamente significativos por varias razones. Primero, identifican un nuevo mecanismo de enfermedad. Si bien los defectos en la producción de energía mitocondrial en la Ataxia de Friedreich se conocen desde hace bastante tiempo, la pérdida de mitocondrias asociada con la disminución de la frataxina, proporciona una explicación racional para estas observaciones. En segundo lugar, los cambios en la abundancia mitocondrial proporcionarán biomarcadores útiles para evaluar las respuestas de los pacientes a los ensayos terapéuticos. En tercer lugar, y lo que es más importante, la identificación del fumarato de dimetilo como estimulador mitocondrial es un paso importante en la búsqueda de terapias eficaces”. (Giovanni Manfredi, médico y profesor de la Universidad Weill Cornell, en Nueva York.

“Esto representa un trabajo innovador que proporciona una contribución importante a la comprensión de las patologías, tanto de la Ataxia de Friedreich, como de las demás enfermedades mitocondriales. Los avances en estos dos documentos son prometedores, porque sugieren que un fármaco actual podría ser utilizado para tratar dichas enfermedades del ADN mitocondrial, para las cuales hay pocas terapias. Este trabajo también muestra el valor de la investigación básica en la adaptación de las terapias actuales para ampliar su alcance para el tratamiento de enfermedades actualmente devastadoras”. (Mike Murphy, investigador principal de MRC Mitochondrial Biology Unit, en la Universidad de Cambridge, Reino Unido).

“El fumarato de dimetilo es un fármaco bien conocido aprobado por las agencias reguladoras de los Estados Unidos y de Europa, y clínicamente utilizado en todo el mundo durante muchos años. Por lo tanto, el hallazgo de que estimula la biogénesis mitocondrial en pacientes con esclerosis múltiple es muy importante y proporciona grandes perspectivas para el tratamiento de pacientes con muchos trastornos raros que afectan a la función mitocondrial, incluyendo la devastadora Ataxia de Friedreich. Dada la cantidad de tiempo y dinero necesaria para desarrollar nuevos fármacos, descubrir un nuevo uso para una molécula que ya está disponible con información clínica claramente detallada, representa una esperanza importante” (Franco Taroni, médico e investigador, del Instituto Neurológico Carlo Besta, Milán, Italia).

 

Facebooktwittergoogle_plusmail