Somos grupo de riesgo. Nos quedamos en casa

 En relación con la situación actual en la que nos encontramos inmersos en nuestro país y teniendo en cuenta la amenaza que el COVID-19 representa para nuestro colectivo, la Junta Directiva de la Federación de Ataxias de España (FEDAES) desea dirigirse especialmente a sus socios y allegados para hacer hincapié en una serie de consideraciones que los enfermos de ataxia deben tener muy presente.

 

No se pretende con este comunicado asustar ni inquietar al atáxico, pero sí concienciar y, con todos los respetos, llamar la atención a nuestros enfermos sobre algunos aspectos importantes que se pueden obviar, y, sin embargo, deben tenerse muy en cuenta.

 

Así pues, a nivel general y como cualquier ciudadano se deben seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias del Estado orientadas a la contención de COVID-19 y evitar el contagio y la transmisión. No parece necesario a estas alturas repetir este conjunto de normas a seguir y que desarrolla el Ministerio de Sanidad en su web.

 

Sin embargo, ante la sensación de normalidad que puedan sentir, algunos atáxicos si sus síntomas están todavía en un grado inicial, FEDAES quiere poner en relevancia que esas medidas deben extremarse en las personas de nuestro colectivo y sus familiares debido a la extrema vulnerabilidad de nuestros enfermos. A parte de esas medidas higiénica en general, es bueno tener presentes otras específicas para discapacitados, como pueden ser las relacionadas con la desinfección de ayudas técnicas. Y, sobre todo, es primordial imponerse escrupulosamente un perfecto régimen de aislamiento social, pues somos, sin lugar a dudas, un grupo de riesgo. 

 

La ataxia es una enfermedad crónica y neurodegenerativa y, como tal, el afectado ya es considerado de riesgo, según las autoridades sanitarias, pues la infección con este coronavirus cursaría con gravedad en este tipo de enfermos. Somos, pues, un grupo de riesgo.

 

Además, no debemos olvidar que en realidad esta dolencia es un conjunto de patologías que vienen dadas según el tipo de ataxia que se padezca. Por tanto, no sólo existe el síntoma neurológico, que es el común a los más de 300 tipos, sino que, por desgracia, existen otros: cardiológicos, pulmonares, metabólicos, musculares, circulatorios, inmunitarios, etc. Este amplio espectro polipatológico del atáxico contribuye a lo expresado anteriormente sobre el curso grave de la infección por cualquier patógeno, y en especial por el COVID-19.

 

Así pues, rogamos encarecidamente a los enfermos atáxicos extremen las prevenciones que han dictado las autoridades sanitarias y a las familias que velen exhaustivamente por el estricto cumplimiento de las mismas.

 

Quédate en casa” no es sólo un eslogan es un tratamiento efectivo contra el coronavirus. Por desgracia, nosotros sabemos por experiencia lo que supone que una enfermedad tenga tratamiento, así que debemos seguir ciegamente esta disposición pues en ella nos va la vida y, por supuesto, la de los que nos rodean.

 

No obstante, el confinamiento mal llevado puede ir en contra de la salud del atáxico pues al no poder seguir con la rutina de las sesiones de fisioterapia y rehabilitación el cuerpo sufre una pérdida importante de movilidad y elasticidad. Para paliar esto, se recomienda establecer una rutina diaria de mantenimiento, realizando los ejercicios físicos que normalmente se venían realizando con anterioridad o los que aconsejen los fisioterapeutas on line. 

 

Por otra parte, y en la misma línea de prevención del contagio y transmisión del COVID-19 la Junta Directiva de FEDAES ha determinado posponer las Jornadas  Científicas y de Convivencia programadas del 26 al 28 de junio en Valladolid. Dicho encuentro anual se celebrará en el mismo lugar, del 2 al 4 de octubre.

 

Todo esto pasará, sin lugar a dudas, pero también depende de cada uno de nosotros que sea mejor y más rápido. Para ello pedimos precaución y responsabilidad con el fin de mantener al menos lo que tenemos y seguir luchando contra la ataxia que es nuestro fin primordial.

 

La Junta Directiva.

 

*Tabla de ejercicios físicos elaborada por la fisioterapeuta Sara Rivas Campoamor del Centro Recupera- Gijón