Importante avance contra la ataxia, una de las enfermedades raras
La ataxia-telangiectasia (A-T) es una enfermedad neurológica y degenerativa, que afecta sobre todo a niños de etnia gitana por las relaciones endogámicas

 

Fuente, 15 de mayo de 2017
La Universidad de Granada sigue a la vanguardia de la investigación médica. En este caso, el último avance se ha centrado en la Ataxia-Telangiesctasia (A-T), una enfermedad rara neurodegenerativa que tiene una mayor incidencia en los niños de etinia gitan debido según el estudido de la UGR al carácter endogámico de la propia etnia.

Se trata de una enfermedad que, a la larga, termina provocando el fallo del sistema inmunitario y el fallecimiento de la persona. En realidad es muy poco común (afecta a una de cada 100.000 personas a nivel mundial), pero las consecuencias en los pacientes son devastadoras: suelen necesitar silla de ruedas en la adolescencia, y la enfermedad es generalmente mortal cuando llegan a los veinte años de edad.
Entre sus síntomas destacan problemas neurológicos (en particular, anomalías del equilibrio y de la marcha), infecciones recurrentes de los senos paranasales y de las vías respiratorias, y vasos sanguíneos dilatados en los ojos (puntitos en la córnea) y en la superficie de la piel. Por lo general, los pacientes presentan anomalías en el sistema inmunitario y son muy sensibles a los efectos de los tratamientos con radiación (no pueden, por ejemplo, hacerse radiografías).

En la investigación liderada por la UGR han participado un total de 28 pacientes de toda España con A-T, de los que 6 eran de etnia gitana. Como explica el autor principal del estudio, el catedrático del departamento de Bioquímica y Biología Molecular III e Inmunología de la UGR Ignacio Molina Pineda de las Infantas, “los resultados de esta investigación sugieren que existe un efecto fundador de la A-T en la población gitana debido a la endogamia, ya que todos los pacientes presentaban la misma mutación y características genéticas, diferentes al del resto de la población”.

Por otra parte, los pacientes españoles tienen características genéticas singulares, puesto que aproximadamente la mitad de las mutaciones encontradas en ellos no habían sido previamente descritas en pacientes de otros países.

Papel clave de las asociaciones de pacientes

Los investigadores reclutaron los pacientes para este estudio a través de la Asociación Española de Familias con Ataxia-Telangiectasia (AEFAT), “sin cuya ayuda esta muestra hubiera sido sencillamente imposible de reclutar”, destaca el investigador de la UGR.

Y es que los 28 niños y niñas con A-T que participaron en el estudio suponen la cohorte de casos más amplia de esta enfermedad que existen en España. Además, este trabajo ha sido financiado por la Ataxia-Telangiectasia Society del Reino Unido, por lo que el papel de las asociaciones de pacientes ha sido fundamental en el desarrollo de este estudio. Esto es un ejemplo de la importancia que para los investigadores tiene la colaboración con las asociaciones de pacientes.

En la actualidad, sólo existen tratamientos experimentales para pacientes con A-T que tienen un tipo de mutación concreta, “por lo que no es efectivo para los enfermos españoles, ya que no la presentan”, explica Molina.

Los investigadores han generado, además, un panel de líneas celulares de linfocitos T, un sistema experimental que ahora podrán utilizar otros científicos que investiguen esta enfermedad rara para realizar estudios en laboratorio.

En esta investigación, realizada con la más moderna tecnología de secuenciación masiva, han participado científicos de la Universidad de Granada (Centro de Investigación Biomédica); el Instituto de Investigación Biosanitaria ibs.Granada; el Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada; el Hospital Reina Sofía de Córdoba y el Centro Pfizer-Universidad de Granada-Junta de Andalucía de Genómica e Investigación Oncológica (GENYO).

 

Facebooktwittergoogle_plusmail