Feliz año 2018

A estas alturas sólo queda que desear eso de que este año que ahora estrenamos sea ya el definitivo en el que se cumplen nuestros sueños atáxicos, es decir en el que por fin se cure la ataxia…

¡Uff, qué fuerte! Démonos un poco de cuartelillo y que aunque lleguemos a la cura total al menos que se de un gran paso en la investigación y el 2018 se convierta en un hito en esta enfermedad…

Bueno vale, no seamos tan rotundos y exigentes. Deseemos con ganas que aunque el año que empieza no sea un hito en investigación sea al menos dichoso en cuanto a solucionar algunas de las rémoras a las que nos tiene acostumbrados nuestra enfermedad…

También esto parece mucho desear y parece que da miedo gastar los deseos a lo tonto, así que vamos a lo seguro: y que este año que comenzamos sigamos sintiéndonos orgullosos de formar parte de esta gran familia que es FEDAES. Y que siga brillando en nuestras miradas esa chispa de compenetración que da luz y alegría en nuestras reuniones haciendo de ellas verdaderas convivencias de sentimientos por muchas palabras técnicas que se oigan en ellas. Que esa chispa siga fortaleciendo los vínculos de amistad creados y así seremos razonablemente felices un año más.

No somos gente con grandes expectativas, pues la vida nos ha enseñado de forma cruel que las cosas no son fáciles. Así que ese deseo sí que se cumplirá seguro, porque sólo depende de nuestra voluntad, y esa no ha fallado nunca desde que nos conocimos.

 

Facebooktwittergoogle_plusmail